Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Condenados tres alemanes a cinco años de cárcel en Egipto por robo de antigüedades


Se apropiaron de un cartucho en la pirámide de Keops, entre otros objetos, con ayuda de seis egipcios, que han recibido la misma pena. El fallo apunta a que Zahi Hawas, ex ministro de antigüedades, sea investigado por creer que está envuelto en el caso


Un tribunal egipcio ha condenado en rebeldía a tres alemanes y seis egipcios a cinco años de cárcel por apropiarse ilegalmente de piezas de la Gran Pirámide de Guiza y sacarlas del país de contrabando. El fallo estipula, además, que el famoso arqueólogo y antiguo ministro de Antigüedades Zahi Hawas sea remitido a la fiscalía para que se lleven a cabo investigaciones por nuevos cargos de corrupción, de infringir la ley y de estar implicado en el contrabando.
Los acusados eran, además de los tres ciudadanos alemanes, tresinspectores del Ministerio de Antigüedadesdos guardias de las pirámides de Giza (todos apartados de sus puestos), y el propietario de una agencia de viajes.
Los incidentes se remontan a 2013, cuando los tres arqueólogos alemanes recibieron permiso para visitar las pirámides con la ayuda de un propietario de una agencia de viajes y la compañía de dos guardias que debían asegurarse de que no llevaban cámaras u objetos afilados como medida para proteger los monumentos.
Los investigadores aseguran que, sin embargo, accedieron al recinto con estos objetos, entregando como prueba varios vídeos publicados en Internet en el que se podía ver a los arqueólogos cavando y llevándose un cartucho jeroglífico del faraón Keops y de fragmentos de piedra de la sala del sepulcro y de la tumba de las aves, en el interior de la pirámide.
Una vez en su país analizaron las muestran y aseguraron que las tres pirámides de Guiza -Keops, Kefren y Micerino- no fueron construidas por los antiguos egipcios, agregaron los medios locales. Por ello, la Fiscalía asegura que los arqueólogos sacaron esas piezas del país para intentar dañar la imagen de Egipto, por lo que las autoridades han considerado que difundieron información falsa para dañar los intereses nacionales egipcios.

Fuente: ABC