Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

domingo, 3 de agosto de 2014

La policía recupera el cáliz que robaron en Santa María de Cáceres


El cáliz sustraído el pasado 23 de febrero en la concatedral de Santa María de Cáceres, decorado en relieve con los 12 Apóstoles y bañado en oro, ha sido recuperado por el Cuerpo Nacional de Policía tras una intensa investigación. Los agentes han logrado detener al autor de este hurto, un vecino de Cáceres de 29 años cuya identidad responde a las iniciales A. F. D.

El detenido, que reconoció los hechos, entregó a los agentes el cáliz que guardaba en su domicilio, sin que se observara daño alguno en el objeto. Según manifestó el detenido, se apoderó de la pieza durante una visita que hizo a la concatedral, con la intención de quedárselo como recuerdo ya que es aficionado al arte.
El cáliz es propiedad del deán de la concatedral de Santa María, José Antonio Fuentes, al que se lo regalaron poco antes de oficiar su primera misa, a mediados de los años 60. Fuentes indicó que los hechos sucedieron en los 10 minutos previos a la misa de una del 23 de febrero.
El deán recuerda que el sacristán sacó el cáliz y lo depositó sobre una patena (bandeja de plata), en una de las mesas de credencia que están situadas en el altar mayor y en las que suelen colocarse lo objetos que luego se utilizarán en la eucaristía.

LA RAPIDEZ
Fuentes subrayó que los hechos sucedieron con mucha rapidez y que el detenido aprovechó los 10 minutos antes del inicio de la misa para llevarse la pieza, de gran valor sentimental para el deán. El cáliz de plata, que es de porte bajo y está bañado en oro, no es el único objeto de valor que se han llevado de la concatedral.
Entre los robos destacan también el de la imagen del Niño Jesús que sostiene la talla de San Antonio, y el rosario de la imagen de Santa Rita, las dos situadas en Santa María. A estos hurtos hay que unir el de uno de los candelabros del Santo Entierro.