Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

viernes, 31 de enero de 2014

Detectan varios robos sirviéndose de detectores de metales en Clunia (Burgos)


La pérdida de patrimonio cultural ribereño por la acción de desaprensivos que, sirviéndose de todo tipo de métodos, se dedican a expoliar los numerosos yacimientos históricos y culturales existentes en la comarca parece que no tiene fin. Y entre sus objetivos, ocupa un lugar prioritario la ciudad romana de Clunia, en cuyo entorno se ha detectado en los últimos meses la actuación de los ladrones. La Diputación Provincial ha denunciado ante la Guardia Civil dos episodios delictivos descubiertos en el último trimestre y detrás de los cuales parecen estar personas que, armadas con aparatos detectores de metales, aprovechan la noche para recorrer el enorme recinto que abarca el yacimiento, cerca de cien hectáreas, y hallar pequeños tesoros escondidos que esquilman sin ningún miramiento.



Una actuación que no se descarta que pudiera ser responsabilidad de alguna banda organizada dedicada precisamente al expolio de yacimientos para, posteriormente, dar salida a los objetos encontrados a través del cada vez más importante mercado negro en el que se mueven este tipo de  restos.

El diputado de Cultura, Luis Jorge del Barco, que el martes dio cuenta a los miembros de la comisión de estos hechos, explicó que fue el guarda que la Corporación provincial contrató para vigilar el yacimiento el que en ambos casos  se percató de la presencia de los amigos de lo ajeno tras apreciar en el interior del yacimiento algunas luces. De manera inmediata, puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil, que tras personarse en el lugar constató cómo se había producido algún movimiento de tierra en esos lugares.

Del Barco, sin embargo, reconoció que es poco menos que imposible saber no solo el valor de lo sustraído, sino ni siquiera si llegaron a dar con algún hallazgo importante ya que «no se trata de elementos que estén inventariados, sino que se llevan lo que pueden encontrarse y aún está sin descubrir».

Tras tener conocimiento de estos dos episodios, el grupo socialista en la Diputación exigió la inmediata implantación de un Plan de Protección del Patrimonio Cultural de la provincia de Burgos, tal y como se aprobó en una moción debatida en enero de 2012 y en la que se instaba también al Gobierno central y a la Junta de Castilla y León a adoptar este tipo de medidas. La diputada del PSOE, Purificación Rueda, consideró insuficiente la presencia de un guarda para velar por todo el yacimiento y recordó que hace dos años se apostó por instalar algún tipo de sistema de videovigilancia del que no se ha vuelto a saber nada. «Otra promesa incumplida. No se ha hecho nada», subrayó.

Por su parte, el presidente del Prcal, José Ignacio Delgado, lamentó que la situación del yacimiento hace que sea un destino atractivo para los expoliadores. Además de incidir en la necesidad de aumentar las medidas de vigilancia, ya que un guarda por el día y otro por la noche, a su juicio, no son suficientes, abogó por potenciar las visitas a Clunia para que su ocupación disuada a los ladrones de actuar en ella.

Fuente: Diario de Burgos