Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 19 de junio de 2013

Un grabado prehistórico abulense declarado BIC lleva seis años "desaparecido"


El portavoz socialista de Cultura en Cortes Regionales, José Ignacio Martín Benito, y la procuradora Mercedes Martín Juárez han presentado en el registro de las Cortes una pregunta a la Junta de Castilla y León, interesándose por el paradero de un grabado rupestre prehistórico declarado Bien de Interés Cultural (BIC) que se encontraba en la dehesa de Garoza de Muñogalindo y del que ya en el año 2007 se denunció su desaparición.

Aunque tras aquella denuncia el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, competente en el asunto, puso en marcha los trámites para conocer el paradero de ese BIC e intentar recuperarlo, el tiempo ha pasado y ese grabado prehistórico de formas geométricas, que se estima que es de la época calcolítica, sigue sin aparecer.

De la singularidad e importancia de esa piedra desaparecida se tenía conocimiento desde hace mucho tiempo, aunque no fue hasta los años 70, gracias a un artículo publicado por la arqueóloga Socorro López Plaza, cuando lo que era del dominio público en la zona y entre los estudiosos del pasado se transformó en una realidad científica. Poco después ese grabado, junto con otros de la misma época existentes en la zona, fue declarado Bien de Interés Cultural, lo que lo convirtió en patrimonio protegido.

La pieza en cuestión –un bajorrelieve creado por el sistema conocido como repiqueteado– es un grabado realizado sobre una roca granítica de poco más de 1,1 metros de longitud y unos 80 cm de anchura, que representa un rectángulo segmentado en su interior por trazos horizontales y verticales cuya simbología no ha podido ser concretada.

Los procuradores socialistas que han pedido en Cortes Regionales que se recupere la pieza temen por su desaparición, y quieren saber qué gestiones ha realizado la Junta de Castilla y León para su recuperación. Por ese motivo, en  el pasado pleno, en la interpelación sobre conservación y gestión del patrimonio cultural, hicieron las siguientes preguntas: «¿Tiene constancia la Junta de Castilla y León de la desaparición de su lugar de origen del citado grabado rupestre que se ubicaba en la dehesa de Garoza, en el término municipal de Muñogalindo?. Y si tiene constancia, ¿en qué momento y fecha se produjo la desaparición del grabado del lugar original de su emplazamiento?», «¿Le consta a la Junta de Castilla y León si la pieza en cuestión ha sido sustraída del lugar o trasladada a otro emplazamiento? En el primer caso ¿cuándo se produjo la sustracción o traslado? En este último caso, ¿a dónde ha sido trasladada?», «¿Qué gestiones ha realizado hasta la fecha la Junta de Castilla y León para recuperar la pieza y devolverla a su lugar original?»


Fuente: El Diario de Ávila.