Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

lunes, 6 de mayo de 2013

Un nuevo ataque vandálico en la Ciudad Prohibida de Pekín daña un reloj del siglo XVIII



Un joven chino de 22 años ha causado deliberadamente destrozos en una sala de exposiciones de la Ciudad Prohibida de Pekín, el antiguo palacio imperial, sembrando nuevamente dudas sobre la seguridad de uno de los principales museos de China, según  informan los medios de comunicación del país asiático.

El suceso ocurrió el sábado, cuando el joven golpeó y rompió con su mano uno de los cristales protectores de la sala denominada “Palacio de las Bendiciones de la Madre Tierra”; lo que hizo que un reloj del siglo XVIII cayera y sufriera daños, según revela hoy el diario "China Daily". El reloj fue construido en Inglaterra y regalado a los emperadores de la dinastía Qing, grandes coleccionistas de estos aparatos occidentales.

La policía detuvo al joven, procedente de la provincia central de Hubei. Por su parte, la administración del museo ha subrayado  en una rueda de prensa celebrada a raíz del suceso que incrementaría las cámaras -actualmente ya hay miles de ellas- y la vigilancia en las salas.

Fallos reticentes en seguridad. El periódico "Global Times" recuerda que no es el primer caso que pone de relieve los fallos en el sistema de seguridad de uno de los principales museos de China, ya que en mayo de 2011 se produjo un robo de nueve preciados objetos en el mismo recinto, tras el cual se destituyó al director de la institución. También hubo casos de restauradores que dañaron accidentalmente otras piezas históricas, lo que también produjo muchas críticas y dudas en torno a la fiabilidad de un museo que pretende desde hace décadas que regrese a sus salones la enorme colección imperial que fue llevada a Taiwán durante la guerra civil y ahora se expone allí.