Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 8 de mayo de 2013

El Seprona recupera piezas que avalan la existencia de un campo de batalla de la Guerra de la Independencia en Segovia



El Seprona de la Guardia Civil se ha incautado de 112 piezas sustraídas en el entorno de yacimientos arqueológicos de la provincia de Segovia, algunas de las cuales han permitido confirmar la localización geográfica de un campo de batalla de la Guerra de la Independencia.

Se trata de un lote de artículos de uniformes y elementos militares, como un botón correspondiente a un regimiento inglés y otro con el busto de Fernando VII. A pesar de que ya se conocía la existencia de episodios de este capítulo histórico en la zona, las piezas recuperadas reafirman los resultados de estudios anteriores y abre nuevas posibilidades de investigación.

Así lo ha señalado el arqueólogo territorial de la Junta, Luciano Municio, quien ha asistido este miércoles al acto de entrega de las 112 piezas al Museo de Segovia, donde se han depositado para su examen, conservación y custodia antes de decidir su destino definitivo.

Al acto han asistido entre otros el teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Miguel Jiménez; la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar.

Entre los decomisos figuran proyectiles, medallas, monedas, fragmentos de hebillas y botones de uniformes. Destacan dos monedas de ocho y diez maravedíes de la época de Carlos IV que fueron acuñadas en la Casa de la Moneda de Segovia y que se hallan en buen estado de conservación. Según López-Escobar, éstas cuentan con gran valor histórico, más que material.

Las piezas fueron recuperadas en el marco de tres operaciones llevadas a cabo por el Seprona desarrolladas los días 27 de octubre de 2012 y el 29 de enero de este año. En ellas ocho personas fueron sorprendidas 'in fraganti' cuando trataban de llevarse efectos de dos yacimientos ubicados en la zona nororiental de la provincia.

Los presuntos autores, a quienes se ha abierto expediente, portaban detectores de metales. Ninguno de ellos tenía su residencia en Segovia, de manera que viajaban hasta esta provincia, donde existen 1.640 yacimientos catalogados, para buscar los artículos. Uno de ellos ya había sido identificado por hechos similares.

COLABORACIÓN CIUDADANA El arqueólogo de la Junta, quien no ha querido desvelar el lugar exacto donde se produjeron los expolios para evitar nuevas acciones de este tipo, ha advertido del daño que se hace cada vez que un objeto es removido de su sitio sin control arqueológico, pues dificulta su estudio al carecer de datos sobre el contexto en que se halla, así como obstaculiza el trabajo de conocer la historia.
Asimismo, junto a las autoridades, ha instando a los ciudadanos a colaborar para acabar con las prospecciones ilegales en yacimientos y a comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cualquier actividad irregular que se detecte en los entornos arqueológicos.

Según el delegado de la Junta, existen cientos de yacimientos de la provincia, además de ermitas y bienes históricos, que se encuentran muy desprotegidos ante la imposibilidad de los agentes de vigilar todos ellos y la desaparición de piezas se ha convertido en algo "relativamente frecuente". Este tipo de artículos suelen ser destinados a coleccionismo, aunque también es habitual su compra-venta a través de Internet.


Fuente: Te Interesa