Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

jueves, 18 de abril de 2013

Piden prisión para el comprador de una campana robada en Ferrol




En las conclusiones del fiscal, considera que el acusado sí sabía de la procedencia ilícita de la campana y, a pesar de ello, la compró para luego revenderla



Una campana fabricada en bronce en el siglo XVII, valorada en cerca de diez mil euros y robada del campanario de la ermita de Caranza (Ferrol) fue localizada en manos de un portugués cuando la llevaba en su automóvil, en Badajoz, parece que camino de su país.
El portugués João Manuel R. C. iba a ser juzgado ayer en Ferrol por estos hechos, pero la vista fue suspendida por un imprevisto del abogado de la defensa. Del informe policial aportado para el juicio se desprende que el robo fue cometido la madrugada del 22 de mayo del 2008. Alguien subió los cinco metros del campanario y la descolgó para llevársela. El 17 de julio del mismo año, cuando el acusado circulaba al volante de un Alfa Romeo por la avenida de Elvas, de Badajoz, fue interceptado y en el maletero llevaba la pieza.
Dice que la compró
Él sugiere que la compró a terceros. Como no existen pruebas directas de que fuese el autor material de la sustracción, el fiscal le imputa un delito de receptación. En sus conclusiones provisionales considera que sí sabía la procedencia ilícita de la campana y, a pesar de ello, la compró para llevársela y revenderla. Por ello solicita que se le condene a un año y ocho meses de cárcel. La campana fue restituida a la parroquia del barrio ferrolano.
Numerosos casos
En aquella época habían sido robadas las campanas de otras iglesias del entorno de Ferrol, como las de Covas y Anca (Neda). Los delincuentes habían desvalijado también interiores de iglesias, llevándose objetos de culto de valor, como ocurrió en San Martiño de Xuvia (Narón).
El Juzgado de lo Penal número 1 de Ferrol ha señalado nueva fecha para el juicio contra el portugués.