Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

sábado, 16 de marzo de 2013

Incautadas monedas árabes de gran valor que portaba un hombre que ya ha sido denunciado



La Policía Autonómica ha sorprendido en la localidad de Montillana (Granada) a un hombre de 53 años que portaba un detector de metales y otros útiles para el descubrimiento o localización de restos arqueológicos, así como numerosas monedas y algunas piezas de valor arqueológico, por lo que ha sido denunciado ante la Junta de Andalucía por una infracción grave a la Ley 14/2007 de 26 de noviembre del Patrimonio Histórico de Andalucía.
   Tras una serie de investigaciones llevadas a cabo y varios intentos de localización, este individuo fue interceptado cuando circulaba en su vehículo en la citada localidad, llevando en su interior una gran cantidad de monedas, que una vez analizadas por una asesora técnica de la Delegación Territorial de Cultura y Deporte y por el Director del Museo Arqueológico de Granada, han determinado que la mayoría de las monedas son de plata, una de ellas es romana republicana perteneciente al Siglo I a.C., otras 8 monedas son romanas del Siglo III, unas 120 pertenecen a los siglos XII al XIV, 6 monedas al siglo XVIII y otra de ellas es musulmana.
   Los agentes actuantes hicieron las correspondientes gestiones para verificar que el hombre carecía de autorización para el uso de detectores de metales, toda vez que según la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía, el uso de este tipo de herramienta u otras que permitan la localización de restos arqueológicos, debe ser autorizado por la Consejería de Cultura y Deporte, mientras que si se cuenta con permiso y se detecta la presencia de restos de valor patrimonial, se debe suspender la búsqueda de inmediato y dar cuenta del descubrimiento en el plazo máximo de 24 horas, informa la Junta en una nota.
   Como quiera que esta persona no estaba autorizada para la realización de tal actividad, como medida cautelar los agentes le decomisaron el detector y los efectos antes señalados, siendo puestos a disposición de las autoridades competentes.
   Según la Ley de Patrimonio Arqueológico, cualquier objeto susceptible de tener más de 200 años tiene que ser comunicado su hallazgo a las autoridades para su custodia.











: