Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

domingo, 8 de julio de 2012

Plan de Mossos para evitar robos de arte religioso y delitos en iglesias


Los Mossos d'Esquadra están impulsado planes de seguridad en las regiones policiales de Girona, Tarragona, Lleida y la Catalunya Central para prevenir los robos de arte religioso.


Quieren evitar también otros delitos en iglesias y otros centros de culto, que se basan en reuniones periódicas y análisis de las situaciones de riesgo con patrullajes dirigidos.

La policía catalana busca evitar que desaparezca de las iglesias piezas de gran valor histórico y artístico y promover que los curas denuncien, y prevenir a toda costa que puedan llegar a darse casos tan graves como la sustracción del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago, que ha podido ser recuperado tras la detención del presunto ladrón.

De hecho, este 2012 en Girona se ha producido el robo de dos campanas en Riells y Breda, una imagen religiosa de Santa Maria de Creixell en Borrassà, tallas policromadas en Llambilles --que fueron recuperadas--, una talla de madera de la Mare de Déu Roser y otras dos imágenes de Figueres.

En una entrevista de Europa Press, el cabo de la Unidad Regional de Proximidad y Atención al Ciudadano de Girona, Enric Padró, ha explicado que en el marco de este plan de seguridad se está realizando un censo de los bienes del millar de iglesias, parroquias, ermitas, rectorías y otros centros de culto de Girona para disponer de más información en caso de robo.

Según Padró, este censo se está elaborando con la delegación patrimonial del Obispado, que está haciendo un listado técnico pieza por pieza, además de determinar los centros "más vulnerables" porque tienen piezas de gran valor o están aislados, para poder orientar el patrullaje de la policía catalana.

Además, para prevenir sustracciones, los Mossos dan consejos de seguridad a párrocos, curas y otras autoridades eclesiásticas, recomendándoles retirar las tallas, retablos, cuadros, cálices y otras piezas de mucho valor, tener reproducciones o solo sacarlas en días señalados.

Este proyecto "novedoso" en la región prevé que expertos de Mossos analicen cada centro de culto para dar consejos sobre sistemas de alarma y si hay que poner las obras dentro de vitrinas o reforzar la seguridad de los accesos, ha explicado el cabo.

Este plan empezó en 2010 cuando se percibió un aumento de robos en lugares de culto vinculados al Obispado de Girona y se diseñó conjuntamente con ellos un plan de trabajo con reuniones ordinarias entre arciprestes y jefes de región policial, dos anuales entre el Obispo, el vicario y el jefe de la Región, y reuniones frecuentes de los Mossos con las comunidades.

Delitos 2012. En Girona, estos primeros seis meses se han producido 13 delitos relacionados con los centros de culto: seis de ellos robos de bienes religiosos y el resto daños y hurtos de carteras -uno de los delitos habituales-, una cifra que se mantiene estable respecto a 2011.

En Lleida, el subinspector jefe de la Unidad Regional de Proximidad y Atención al Ciudadano de los Mossos, Vicenç Sus, ha detallado que en la región mantienen contactos con los Obispados de La Seu d'Urgell, Solsona, Lleida y el Arzobispado de Tarragona, con reuniones entre el jefe de región y los obispos, y también con contactos permanentes entre agentes y párrocos.

Tanto en Girona como en Lleida, los Mossos también actúan cuando se produce una colecta extraordinaria para vigilar posibles sustracciones.

Entre enero y junio de este 2012, en las iglesias de Lleida se han producido 10 delitos, cuando el mismo periodo del año anterior fueron 12, la mayoría por robos de material y hurtos, así como el robo de una campana de cobre.

En Tarragona, los Mossos realizaron en 2005 un censo para localizar las 89 de las comarcas, en coordinación con el Obispado, donde en los últimos años se han producido uno o dos robos, "casos aislados", según la policía catalana, que realiza patrullajes preventivos.

Con las iglesias de la zona central de Catalunya, los Mossos han realizado, entre 2011 y este año, 34 contactos, principalmente en la comarca de Bages donde recibieron denuncias por robos con violencia, reuniones en las que se les dio consejos de seguridad y que acabaron con acciones de patrullaje preventivo.


Fuente: Europapress