Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

domingo, 13 de mayo de 2012

Piden a la Junta de Castilla y León mayor seguridad ante robos en yacimientos arqueológicos


En los últimos cinco años cerca de 60 lugares arqueológicos han sido objeto de expolios, remociones de tierra o excavaciones clandestinas.

El grupo parlamentario socialista en las Cortes de Castilla y León ha instado al gobierno de Juan Vicente Herrera a extremar las medidas de seguridad en los yacimientos arqueológicos de la comunidad, tras conocer que en los últimos cinco años cerca de 60 lugares arqueológicos han sido objeto de expolios, remociones de tierra o excavaciones clandestinas.

El PSOE ha tenido acceso a esta información a través de varias preguntas parlamentarias realizadas por el portavoz de Cultura y Turismo, el procurador José Ignacio Martín Benito. La contestación por parte de la consejera, Alicia García, incluye la relación de los yacimientos arqueológicos de la Comunidad donde la Junta ha tenido constancia de expolios o prácticas ilegales, 58 en total.

Muchos de estos lugares están declarados Bien de Interés Cultural, concretamente 24 y dos son, además, patrimonio mundial, caso de Las Médulas (León) y Siega Verde (Villar de Argañán, Salamanca). La Junta sólo tiene declarados como BIC 114 zonas arqueológicas de los 23.000 yacimientos arqueológicos inventariados en la comunidad.

Precisamente es Salamanca la provincia más afectada por los expolios, que han afectado a 16 lugares arqueológicos, seguida de Soria, con 15; Palencia, 8; León con 5, Burgos y Segovia con 4 y Valladolid y Zamora con 3. No obstante, las excavaciones clandestinas y robos se han cebado con algunos lugares. Sólo en la ciudad romana de Clunia (Peñalba de Castro, Burgos) se registraron más de 25 robos de obras patrimoniales en los últimos tres años.

La punta del iceberg

El procurador Martín Benito avisa que en cualquier caso la relación “no incluye los expolios y robos reales” que se han producido en los yacimientos arqueológicos de la comunidad. En la relación que ha remitido la consejería al procurador no figura la provincia de Ávila, cuando se tiene constancia, no obstante, de la actuación de furtivos con detectores de metales, alrededor de monumentos como la muralla y zonas arqueológicas de la ciudad. Los propios técnicos de la Junta –arqueólogos territoriales- aseguran que hay mucho más expolio del que se conoce, por lo que, a juicio del procurador, podríamos estar ante “la punta del iceberg”, según afirman los socialistas en un comunicado de prensa.

Por todo ello, el representante socialista muestra su preocupación ante estas prácticas de expolio, que podrían incrementarse en época de crisis por aquellos que intenten conseguir beneficios fáciles a costa de menguar el patrimonio arqueológico. Por eso, Martín Benito insta a la Junta a extremar las medidas de protección y de vigilancia, al tiempo que demanda campañas de sensibilización social entre la población.


Fuente: Leonoticias.com