Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

jueves, 4 de diciembre de 2014

La Guardia Civil de Murcia detiene al propietario de una empresa por la realización de obras junto a un yacimiento arqueológico romano


Se trata de la explanación e instalación de un vallado metálico que supone la ocupación de la zona de protección de un Bien de Interés Cultural


Los restos arqueológicos protegidos datan del siglo I d. C. y su uso como baños termales alcanzan, al menos, hasta el siglo VII d. C.

La operación 'THERMAS' se ha desarrollado con la colaboración de la Dirección de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico de la Región de Murcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del 'Plan para la defensa del Patrimonio Histórico Español' ha desarrollado la operación 'THERMAS', una investigación dirigida al esclarecimiento de un supuesto delito contra el Patrimonio Histórico, que se ha saldado con la detención de una persona al que se le atribuye, presuntamente, la realización de obras en la zona de protección de un yacimiento romano catalogado como Bien de Interés Cultural.

La operación está enmarcada en el 'Plan para la defensa del Patrimonio Histórico Español', puesto en marcha por la Guardia Civil y que ha llevado consigo la realización de dispositivos específicos de servicio al objeto de incrementar la seguridad del Patrimonio Histórico Español y reducir la actividad delictiva en este sector.

La investigación, iniciada el pasado mes de septiembre por el guardias civiles del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), se ha desarrollado en el municipio murciano de Caravaca de la Cruz, donde se había detectado la instalación de un vallado de planchas metálicas con una altura aproximada de tres metros, en las proximidades de unas termas romanas declaradas como bien de interés cultural.


Villa romana datada en el siglo I d. C.

La Guardia Civil ha conocido que dichas termas formaban parte de una villa de carácter agrícola ubicada en el valle del río Argos, cuyos restos fueron hallados entre los años 1976 y 1979. El yacimiento data del siglo I d. C. y su uso como baños termales alcanzaría hasta el siglo VII d. C.

Colaboración con inspectores de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Las inspecciones llevadas a cabo por especialistas del SEPRONA de la Guardia Civil en colaboración con inspectores de la Dirección de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico de la Región de Murcia, han determinado que la construcción invade la zona de protección del bien arqueológico protegido, además de causar un impacto visual considerable sobre éste.

La empresa responsable de la citada construcción dedicada a la gestión y descontaminación de residuos, carecía, en el momento de su inspección, de las oportunas autorizaciones y licencias para llevar a cabo tales obras.

La operación 'THERMAS' ha culminado con la detención del propietario de la empresa responsable de la obra, al que se le atribuye la presunta autoría de delito contra el patrimonio histórico.

El arrestado y las diligencias instruidas han sido entregados en el Juzgado de Instrucción número 2 de Caravaca de la Cruz (Murcia).

Fuente: Murcia.com