Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Colombia recupera 691 piezas arqueológicas gracias a España


El 11 de agosto salen del Museo de América de Madrid e inician su regreso a Colombia las 691 piezas arqueológicas custodiadas en este museo durante 11 años. La recuperación de las piezas ha sido fruto de la colaboración entre la Policía Nacional y las autoridades culturales españolas con el objetivo de que Colombia pudiese recuperar una parte muy importante de su patrimonio exportado ilegalmente.



Como producto de las investigaciones de la operación Florencia contra el blanqueo de capitales y tráfico de drogas iniciada en 2000 por la Policía Nacional, se localizaron en 2003, con la colaboración de la Brigada de Patrimonio Histórico de la UDEV-Central, cerca de 1000 piezas arqueológicas exportadas ilegalmente desde diferentes países.

El 21 de noviembre de 2003 estas piezas fueron depositadas en el Museo de América de Madrid donde fueron custodiadas y catalogadas por sus funcionarios a fin de determinar el origen de cada una de ellas.

Una vez identificadas, en 2005, la policía puso en conocimiento de las autoridades colombianas la existencia de un importante conjunto, cercano a las 700 piezas, con procedencia de ese país (acreditada en 2013 por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia), a fin de que se pusiera en marcha la Comisión Rogatoria Internacional en la que se debía solicitar su repatriación a Colombia, reclamación que se produjo por parte de las autoridades judiciales colombianas en 2012, de nuevo a instancia de las autoridades culturales y policiales españolas.

Finalmente el 24 de junio de 2014, tras la resolución del Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de la Audiencia Nacional, que ordenaba la entrega efectiva, se procedió al levantamiento del depósito realizado por la Policía en 2003 en el Museo de América, y a su entrega al gobierno colombiano en la persona de su embajador en Madrid, quien de nuevo las depósito en el Museo de América para su custodia mientras se realizaban las gestiones para su embalaje y traslado, que culminan ahora.