Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

domingo, 13 de julio de 2014

La Guardia Civil requisa 2 piezas arqueológicas en club de buceo de Corralejo (Canarias)


La Guardia Civil ha intervenido en un local de buceo de Corralejo, en el norte Fuerteventura, dos vasijas de cerámica, dentro de una operación nacional contra el expolio de los yacimientos arqueológicos submarinos de las costas españolas, ha informado hoy el cuerpo.
Las dos piezas arqueológicas han sido puestas a disposición del Cabildo de Fuerteventura, para su estudio y análisis.

Dentro de la segunda fase de esta operación, denominada "Ánfora", se han denunciado en toda España 39 infracciones administrativas.

De las 597 inspecciones realizadas durante la operación, desarrollada entre los días 20 y 30 de junio, 308 han sido en establecimientos y clubes de buceo, 103 en pecios y 75 en embarcaciones.

Ninguna de las infracciones detectadas ha sido relativa a la normativa de protección del patrimonio histórico y en su mayoría afectan a la Ley de Marina Mercante.

Con esta operación se pretende evitar el expolio de yacimientos arqueológicos subacuáticos de los que se pueden extraer cerámicas, armas, monedas y otros restos arqueológicos de valor, así como detectar la posesión o venta ilegal de bienes de este tipo.

En esta campaña se ha intensificado la vigilancia de pecios y se han inspeccionado clubes de buceo, zonas aledañas a puertos deportivos y embarcaciones de pesca de toda España.

Ha contado con más de 1.500 guardias civiles pertenecientes a unidades subacuáticas, fiscales y marítimas de Barcelona, Girona, Tarragona, Valencia, Alicante, Castellón, Murcia, Almería, Granada, Málaga, Algeciras, Cádiz, Huelva, Pontevedra, A Coruña, Lugo, Oviedo, Gijón, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Baleares, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Ceuta y Melilla.

Una de las vertientes de la operación se ha centrado en evitar el expolio de pequeña escala como los descubrimientos accidentales de pescadores que en su trabajo diario recuperan en sus redes objetos procedentes del fondo marino, normalmente fragmentos cerámicos de ánforas, útiles de navegación como catalejos y sextantes e incluso anclas y cañones.

Por otra parte se intenta controlar a los buceadores aficionados que se quedan para sí los objetos que encuentran y a aquellos otros dedicados específicamente a la búsqueda ilícita de estos materiales, que en ocasiones incluso se apoyan en estudios documentales para la localización de los pecios y el estudio de piezas para su posterior comercialización.

La Dirección General de la Guardia Civil advierte de que este tipo de actividades causan daños irreparables en los yacimientos ya que se realizan sin metodología arqueológica ni control, ocasionando la pérdida de información histórica.

Añade que con este tipo de operaciones se trata de paliar el daño sufrido durante muchos años en el patrimonio arqueológico subacuático de la costa española.

El Plan para la Defensa del Patrimonio Histórico Español se enmarca en el objetivo estratégico establecido por el Ministerio del Interior para la defensa de los bienes culturales y el objetivo principal es proteger los diferentes patrimonios con que cuenta España.

La Guardia Civil tiene competencia exclusiva en el mar territorial por lo que es un actor fundamental en la protección arqueológico subacuático.