Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

domingo, 4 de mayo de 2014

La Guardia Civil sorprende a dos 'piteros' cuando saqueaban Cástulo (Jaén)


Llevaban detectores de metal, monedas y otros objetos que habían desenterrado de la zona colindante a la valla que protege el 'cogollo' del yacimiento


Agentes de la Guardia Civil han imputado un delito de expolio del Patrimonio Histórico y Artístico a dos ‘furtivos’ que fueron sorprendidos en plena faena cuando saqueaban el yacimiento arqueológico de Cástulo, en Linares. Son lo que en jerga se conoce como ‘piteros’: expoliadores equipados con detectores de metales que recorrían la zona cercana al vallado, que también goza de protección. Llevaban encima monedas y otros objetos supuestamente expoliados.
Fue una patrulla de Seguridad Ciudadana la que días atrás patrullaba por la zona cuando recibió el soplo de la posible presencia de ‘piteros’ que merodeaban por el yacimiento. Los agentes los sorprendieron prácticamente con las manos en la masa. Al detectar la presencia de un todoterreno del Instituto Armado, los furtivos salieron corriendo e intentaron huir. La patrulla los atrapó tras una breve persecución.
Una vez identificados, se comprobó que llevaban detectores de metales y que en los bolsillos portaban monedas y otros objetos supuestamente expoliados, por lo que se formuló contra ellos denuncia y se les abrieron diligencias por un supuesto delito contra el patrimonio.
El nombre de Cástulo lleva tiempo en boca de todos los aficionados en la arqueología por los extraordinarios descubrimientos que se han realizado en el yacimiento en los últimos años. Una publicidad para lo bueno, pues el número de visitantes y de personas que se han interesado por la arqueología se ha disparado, pero también para lo malo, pues se atrae también a los furtivos. Cástulo, por otra parte, siempre ha estado en el objetivo de piteros y organizaciones de expoliadores. Durante muchos años porque no estaba vallado ni casi vigilado. Ahora, con un buen cercado en el ‘cogollo’ del yacimiento, quedan aún muchas hectáreas fuera de la valla que son vulnerables.
Daños
Unas monedas y unas piezas de cerámica son apenas la picadura de un mosquito en la piel de un elefante, dado el tamaño y la riqueza en restos de Cástulo. Lo más grave son los daños, pues al remover y sacar del terreno se pierde información que bien manejada por los arqueólogos puede ser valiosa en términos científicos. Un ejemplo:en la zona excavada y donde se ha descubierto el Mosaico de los Amores se han descubierto más de 4.000 monedas. Solo unas pocas son ‘buenas’, de interés para un expoliador o un coleccionista. Pero la información que ha proporcionado el cribado de todas esas monedas arroja datos sobre la circulación del dinero y la economía local muy valiosa.
La vigilancia de la Guardia Civil sobre los yacimientos arqueológicos es constante, fundamentalmente a través del Servicio de Protección de la Naturaleza. En lo que va de año hay constancia de ocho denuncias por expolio, al margen de la última intervención con dos ‘piteros’ cazados. Esas ocho denuncias están localizadas en los municipios de Linares (donde Cástulo es protagonista), Los Villares y Martos.
Otra cosa es en qué quedan las denuncias. Lo normal es que si no hay grandes destrozos ni se han saqueado piezas de gran valor, se archiven las diligencias por vía penal y se tramite una denuncia administrativa. Para un ‘pitero’ sin antecedentes el asunto se puede quedar en una multa de 300 euros como máximo.

Fuente: Ideal