Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 12 de marzo de 2014

La Guardia Civil pide más colaboración para detener el expolio del patrimonio


El general de la Guardia Civil y Jefe de la Zona de Castilla y León, José Manuel Díez Cubelos, hizo un llamamiento hoy a la sociedad castellano y leonesa para que los ciudadanos que “vean algo raro” o presencien algún tipo de hurto en sus poblaciones no dude en avisar al 062, máxime en aquellos casos que se relacionan con el robo de elementos patrimoniales de la región, informa Ical.

Díez Cubelos hizo estas consideraciones en la capital burgalesa durante la presentación del II Seminario 'La seguridad para el desarrollo rural', organizado por la Comandancia de la Guardia Civil en colaboración con la Diputación, la Universidad, la Fundación Guardia Civil y empresas del sector de la seguridad privada. El acto contó con la presencia del delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, así como el presidente de la Diputación de Burgos César Rico, entre otros.
En un momento en el que es necesario apelar a la colaboración ciudadana, pese a que los datos de criminalidad descendieron en la Comunidad en el último ejercicio, el responsable regional de la Benemérita declaró que Castilla y León cuenta con innumerables áreas protegidas. "El patrimonio enterero según está diseminado en esta región es imposible su protección las 24 horas", apostilló.
Sin embargo, y con el objetivo de que los bienes patrimoniales no sufran daños, las patrullas de la Guardia Civil visitan de forma gradual cada uno de los monumentos "para comprobar su estado" y evitar hurtos tan desagradables como los que se cometieron hace años en las localidades ribereñas de Clunia y Baños de Valdearados (Burgos). "Cuando llegamos muchas veces llegamos tras lo que ha pasado, por ello buscamos la colaboración ciudadana", recalcó Díez Cubelos.
Mafias
El responsable de la Guardia Civil recordó que es muy complicado llegar a aquellas zonas rurales más pequeñas, en las que hay iglesias de menor tamaño, aunque indicó que se llega a estas zonas aunque no todos los días. Por ello, recomienda que sean los vecinos los que den la voz de alarma ante la existencia de mafias que, una vez cometidos los hurtos, intentan vender las piezas comisadas.
En este sentido, alertó de que el 'modus operandi' de algunas de las mafias que se lucran con este tipo de robos se valen del conocimiento de las zonas y de algunos vecinos para cometer los hurtos. "No existe una nacionalidad concreta en los robos", aclaró, al tiempo que declaró que existe una concienciación en las zonas rurales de ayuda y colaboración con la Guardia Civil que ha hecho descender los índices de delincuencia en las nueve provincias castellano y leonesas.


Fuente: El Norte de Castilla