Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

jueves, 6 de febrero de 2014

Roban de una iglesia católica en Guatemala lienzos que datan del siglo XVIII


Seis lienzos que datan del siglo XVIII del pintor guatemalteco Tomás de Merlo fueron robados de la iglesia católica El Calvario, en la colonial ciudad guatemalteca de Antigua, informaron hoy fuentes oficiales.


Seis lienzos que datan del siglo XVIII del pintor guatemalteco Tomás de Merlo fueron robados de la iglesia católica El Calvario, en la colonial ciudad guatemalteca de Antigua, informaron hoy fuentes oficiales.
Un portavoz de la Policía Nacional Civil de Antigua, ubicada a 45 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca, dijo a los periodistas que los ladrones ingresaron a la iglesia la tarde del miércoles "y permanecieron adentro por al menos cinco horas".
"Se sospecha" que los delincuentes "pertenecen a una banda dedicada al robo de piezas de arte históricas", dijo el portavoz, que precisó que los cinco guardianes del templo fueron atados de pies y manos y encerrados en un cuarto por los ladrones.
María Chocoyo, gobernadora del departamento de Sacatepéquez, dijo a los periodistas que un equipo especial de investigadores de la Policía fue designado para investigar el hecho, del cual se abstuvo de dar mayores detalles "hasta contar con un informe oficial".
El templo de El Calvario, que es administrado por la Orden Franciscana, fue construido en 1655 y es considerado como parte del patrimonio cultural de Guatemala.
Las pinturas robadas de "valor invaluable" según Chocoyo, son obras del pintor guatemalteco Tomás de Merlo, hijo del artista español Tomás de la Vega Merlo, y datan del siglo XVIII.
Las obras forman parte de la serie "La pasión de Cristo", y corresponde a "La coronación de Espinas", "Jesús ante Caifás y la negación de Pedro", "El prendimiento de Jesús y la curación de Malco", "La Piedad", "La Flagelación" y la "Oración en el Huerto".
Las piezas, pinturas en óleo sobre tela con dimensiones promedio de 350 centímetros de alto por 250 de ancho, forman parte del inventario del Consejo Nacional de Protección de la Antigua Guatemala.