Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

viernes, 28 de febrero de 2014

Obras robadas en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba están a la venta en Florida


'Llamamos a las autoridades del museo y hablamos con dos funcionarios', dice Ramón Cernuda. 'Gracias a nuestra llamada descubrieron que habían perdido' varias pinturas.

Obras de arte que fueron robadas del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana están a la venta en el sur de la Florida, confirmó el prominente coleccionista de arte cubano Ramón Cernuda, que hizo el descubrimiento recientemente, informa el diario miamense El Nuevo Herald.
Cernuda, propietario de una de las mayores colecciones privadas de pinturas cubanas del siglo XX, dijo el jueves que encontró al menos 11 pinturas en Miami que pertenecen a la colección del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba. Indicó que descubrió el robo luego de que él mismo comprara una pintura robada de Eduardo Abela.
"Llamamos a las autoridades del museo y hablamos largamente con dos funcionarios", dijo Cernuda, quien en el pasado ha denunciado el robo de obras de arte. "Descubrieron a través de nuestra llamada que esta pintura había sido robada. Gracias a nuestra llamada también descubrieron que habían perdido otras obras (…) del almacén", aseguró, según el diario.
Esta semana, el blog Café Fuerte, citando fuentes vinculadas a la institución cultural cubana, dijo que el número de obras robadas era "cercano al centenar".
La portavoz del museo cubano, Diorca Díaz, se negó a comentar el robo alegando que no estaba autorizada.
Cernuda dijo que se encontró con la primera obra del Museo Nacional de Bellas Artes hace dos semanas cuando compró el Carnaval Infantil, de Abela, a otra galería que se rehusó a nombrar. Añadió que sospechó que la pintura era robada cuando encontró un libro que la catalogaba como propiedad del museo.
El coleccionista dijo que indagó por el sur de la Florida y halló otras 10 pinturas pertenecientes al museo de la Isla, todas de Leopoldo Romañach.
"Ver tres o cuatro de estas obras juntas no es común", dijo Cernuda. "Y yo vi 10 que habían sido cortadas, al parecer con una hojilla. Los ladrones ni siquiera se molestaron en sacar los clavos de los bastidores".
Cernuda afirmó que tiene intenciones de devolver la pintura que compró. Añadió que recomendó a los funcionarios del museo cubano informar a la Interpol sobre las obras robadas.
"Le hemos recomendado al Museo Nacional que reporten completamente el robo a Interpol y que soliciten y consideren la cooperación del FBI", señaló.