Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

martes, 28 de enero de 2014

Arrancan el brazo de San Benito en un robo en el monasterio de Lérez (Pondevedra)


Un sospechoso, El Excelentísimo, ya regresó a la prisión de A Lama, centro del que salió hace menos de dos meses



El del pasado 14 de enero fue un robo en el que los ladrones consiguieron un exiguo botín, pero dejaron tras de sí un importante destrozo. No en vano, la imagen de San Benito, de gran devoción en toda la comarca de Pontevedra y en cuyo honor se celebran dos romerías al año, resultó dañada en el transcurso de un asalto a la iglesia del monasterio de Lérez.
Los ladrones, según explicó ayer el párroco Crisanto Rial López, fracturaron una ventana para, de este modo, introducir un brazo por ella y retirar los pasadores de una de las puertas laterales de la capilla. En su opinión, tenían que conocer el templo, ya que, de otro modo, no se explica que hubieran actuado de este modo tan directo.
Todo parece indicar que fue al empujar para abrir esta puerta cuando la imagen de San Benito se vino al suelo «de bruces» fracturándose una de las manos y algo de la nariz. En cualquier caso, espera que estos desperfectos puedan ser subsanados.
No obstante, Crisanto Rial precisó que los daños no se quedaron ahí, ya que los ladrones, además de forzar un peto que debía contener unas pocas monedas, destrozaron la parte de cristal de un lampadario eléctrico que esta valorado en más de mil euros. En su opinión, los asaltantes buscaban el poco dinero que podía guardarse en esta instalación, que si bien «alumbra, está bastante deteriorada».
Huellas de sangre delatoras
Nada más tener conocimiento de lo ocurrido, el párroco denunció el robo en Comisaría. Los agentes verificaron que en el escenario del delito habían quedado unas huellas manchadas de sangre que, presumiblemente, habría dejado uno de los ladrones. Se sospecha que pudo haberse cortado al romper el cristal de la ventana e introducir uno de los brazos.
Lo cierto es que ayer la Policía Nacional anunció la detención de un sospechoso, que el juez de guardia ya ha enviado al centro penitenciario de A Lama. Se da la particularidad de que José Luis Domínguez Maquieira, El Excelentísimo, había abandonado esta prisión hace aproximadamente dos meses. Ahora, según las fuentes consultadas, volverá a coincidir en la cárcel con su compinche y amigo Alejandro Portas Cancela, El Ilustrísimo.
Este pontevedrés de 26 años y múltiples antecedentes policiales fue sorprendido por una patrulla de la Policía Nacional el pasado viernes por la mañana. Con su arresto, el robo a la iglesia del monasterio de Lérez puede que aún no esté completamente esclarecido. Y es que, según señaló Crisanto Rial, hay un testigo que, aparentemente, vio a dos personas jóvenes abandonando el templo en el momento de ocurrir los hechos.