Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

martes, 11 de junio de 2013

Condenado a un año por construir una nave de 600 m2 en un yacimiento arqueológico de Osuna (Sevilla)


Una juez de Sevilla ha condenado a un año de cárcel a un hombre acusado de construir una nave de 600 metros cuadrados y tres metros de alto en un yacimiento arqueológico de la localidad de Osuna a pesar de la orden dictada por el Ayuntamiento para que paralizara inmediatamente las obras.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la juez de lo Penal número 6 de Sevilla condena al acusado a seis meses de prisión y el pago de una multa de 1.440 euros por un delito contra la ordenación del territorio y a otros seis meses de cárcel por un delito de desobediencia, aunque no acuerda la demolición de lo construido.

El imputado, J.C.C., era en 2008 propietario de una finca cercana al depósito de aguas de la localidad de Osuna y situada en suelo clasificado como no urbanizable por las normas subsidiarias municipales, mientras que también se halla incluida en el interior del área delimitada como bien de interés cultural 'Yacimiento arqueológico de Urso'.
De este modo, dice la juez, se trata de un suelo de especial protección, clasificación que se mantiene en el PGOU de la localidad inicialmente aprobado el 19 de enero de 2007, formando además parte del conjunto histórico del municipio.
No obstante, "y sin pedir licencia al Ayuntamiento", el imputado comenzó a finales de 2008 a construir en dicha finca una cimentación de terrenos de 240 metros cuadrados destinada a fijar el perímetro de la parcela, siendo advertido por la Policía Local de la imposibilidad de construir dada la especial protección de la zona.
Además, en abril de 2008 se dictó el decreto de ordenación de la paralización de las obras y su demolición, no obstante lo cual en junio de ese año el acusado había alzado una nave ya "casi acabada" de hormigón y muros de ladrillo de 600 metros cuadrados y tres metros de alto, lo que motivó que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Osuna dictara un auto ordenando la inmediata paralización de las obras, "lo que no ha sido desatendido".
La juez señala que, en base a las declaraciones del acusado, los agentes de la Policía Local y el arquitecto municipal, ha quedado acreditado que se trata de una edificación "que excede de lo que sería un mero cercamiento para el ganado", resultando "meridianamente claro que carecía de licencia y que conocía que no podía construir" en dicha parcela, calificada como no urbanizable y de especial protección.
POSIBLE LEGALIZACIÓN DE LAS OBRAS
En cuanto al delito de desobediencia, la juez asevera que el acusado fue advertido en mayo de 2008 a fin de que no continuara las obras, mientras que un policía local realizó una inspección ocular en la finca en la que observó "una especie de rectángulo sin techar", lo que motivó que el Juzgado dictara un auto ordenando la paralización de las obras.
Frente a ello, el acusado dijo que sólo se trataba de un lucimiento de la fachada, señala la juez, que indica que en las fotografías "se advierte la construcción", por lo que lo condena también por un delito de desobediencia.
Respecto a la demolición de lo construido, la juez recuerda que, en el juicio, el arquitecto municipal señaló que en la actualidad, y sin un previo cambio de la normativa vigente, sería "imposible" la legalización del suelo donde se construyó la nave, aunque reconoció la aprobación del avance de planeamiento por el Ayuntamiento para la identificación y delimitación de los asentamientos existentes en suelo no urbanizable en el término municipal.
Por ello, rechaza la demolición ante las "expectativas" de que las obras puedan ser legalizadas en base a dicho avance de planeamiento municipal.

Fuente: Teinteresa