Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

jueves, 7 de marzo de 2013

La Iglesia frena los robos en Soria con un inventario de más de 20.000 obras



La Iglesia frena los robos con un inventario de más de 20.000 obras
an devoción. Fue hace 20 años pero en Abejar todavía se acuerdan de su Virgen y de aquella obra que ni se sabe en qué manos habrá acabado.

Eso ahora, previsiblemente, no ocurriría, porque la Iglesia ha elaborado un inventario de 20.000 piezas de toda la Diócesis de Osma-Soria, con descripciones y fotografías, lo que motiva que sea poco atractivo para los anticuarios comprar objetos de dudosa procedencia, por cuanto en cualquier registro policial, la obra puede ser identificada y devuelta a su original dueño. Con un poco de suerte, nadie habría querido comprar la imagen de la Virgen del Camino.

Esta recopilación detallada ha contribuido a disminuir el número de robos en las iglesias y ermitas de la provincia, hasta el punto de que ha pasado tiempo desde el último suceso denunciado. Solamente la sustracción de la campana de Fuentecantales, hace ahora dos meses, empaña el buen balance reciente, según destacó el responsable de Patrimonio de la Diócesis Oxomense, Juan Carlos Atienza.

Objetos catalogados
"Ahora son objetos catalogados y eso hace que pierdan interés", destacó Atienza, ya que, añadió, este tipo de piezas está orientado al mercado de los anticuarios, que se lo piensan dos veces antes de comprar algo que pudiera haber sido robado.

"Lo que más influye es el seguimiento de las posibles ventas, cuando se controla más la venta o se ponen más dificultades", detalló el responsable de Patrimonio, quien matizó que la tendencia ahora es "por necesidad", lo que afectaría también a los cepillos, "o por encargo", cuando se busca alguna pieza en concreto.

El catálogo, que se inició en el año 2000, recoge escultura, pintura, orfebrería y los bienes muebles de muchos de los 800 templos, entre ermitas e iglesias, que se reparten por la geografía provincial.

Atienza destacó que la intervención de las Fuerzas de Seguridad del Estado y el sistema de alarma que se está instalando, gracias al convenio entre la Diputación y el Obispado, están contribuyendo a disminuir los robos, si bien, es imposible su erradicación, "es algo crónico", aseguró.

"Nunca se puede decir que no hay porque la posibilidad siempre existe", añadió, en una provincia muy extensa y despoblada, en la que los vecinos no siempre pueden ser conscientes de lo que está ocurriendo en sus iglesias o ermitas. El propio Atienza reconoció que aunque la colocación de alarmas es un paso importante, tampoco es definitivo, al tratarse de lugares con escasa población y hasta donde tardaría en llegar la respuesta policial.

Depósito en El Burgo
Además, la diócesis dispone de un depósito, ubicado en El Burgo de Osma, en el que se han almacenado piezas de parroquias abandonadas o que tienen muy poco culto, o bien que están en pueblos despoblados durante el invierno y regresan ya en verano para ocupar su lugar como objeto de devoción, puntualizó Atienza.

El Museo de la Virgen de la Peña es otro de los lugares donde se custodia patrimonio de la diócesis, aunque en este caso se centra en obras de la zona de Ágreda, donde está ubicado, poniendo a disposición del público el disfrute de este arte sacro.

La campana de Fuentecantales todavía no ha sido recuperada, y el temor es que ya haya sido vendida al peso, como chatarra. Tampoco los cepillos están a salvo en época de crisis, "cuando hay necesidad", aunque al menos en las últimas semanas los cacos los han dejado tranquilos.