Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

martes, 4 de septiembre de 2012

INAH recibe piezas prehispánicas recuperadas


Los objetos, en su mayoría de más de dos mil años, fueron decomisados en Nayarit.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) recibió 19 piezas prehispánicas, la mayoría, de más de dos mil años de antigüedad, correspondientes a la Tradición Tumbas de Tiro, tras su reciente recuperación realizada por la Procuraduría General de la República (PGR), en un par de decomisos en el municipio de Xalisco, en Nayarit De acuerdo a un comunicado del INAH, se señala que entre las piezas rescatadas, a partir de denuncias ciudadanas, hay vasijas y esculturas de cerámica con diseños antropomorfos, zoomorfos y fitomorfos, mismas que actualmente están bajo resguardo del Centro INAH-Nayarit.

"El 4 de agosto el arqueólogo Mauricio Garduño Ambriz, del Centro INAH en el estado, asistió a las oficinas de la PGR en Tepic para evaluar la autenticidad de un lote de 15 piezas presuntamente prehispánicas, recuperadas en un primer decomiso, de las cuales se confirmó el valor arqueológico de 12 de ellas: cinco antropomorfas, dos zoomorfas y cinco vasijas", informó el arquitecto Othón Yaroslav Quiroga García, delegado del Instituto en Nayarit.

"Seis días después -indicó- la PGR informó sobre un segundo decomiso de siete objetos, entre ellos cinco vasijas y una escultura antropomorfa hechas en arcilla, así como un fragmento de lanza ceremonial de obsidiana, piezas de las que se comprobó su autenticidad y valor histórico".

Ambos conjuntos de piezas fueron entregadas al INAH, para mantenerlas bajo su cuidado y salvaguarda; de los 19 objetos, 16 datan de entre 200 a.C. y 450 d.C., y el resto tiene poco más de mil años de antigüedad (200-900 d.C.)., agregó Quiroga García.

Precisó que los primeros 12 objetos de arcilla recuperados corresponden a la Tradición Tumbas de Tiro, cuya evidencia se ha encontrado antes en la entidad, en sitios como La Playa, del municipio La Yesca, donde se hallaron (de 2006 a 2009) 29 tumbas de tiro, cuyos enterramientos se caracterizaban por ser espacios a los que se accedía mediante un pozo vertical de hasta 16 metros de profundidad, el cual remataba con una bóveda en la que se depositaban los difuntos acompañados de cuencos, vasijas y figurillas de cerámica, y en ocasiones de ornamentos de concha.

"Las cinco esculturas antropomorfas -de entre 14 y 25 centímetros de altura en promedio-, están huecas y representan figuras femeninas en posición sedente (excepto una, que simula estar en estado de gestación al tener el vientre abultado). Los objetos tienen tonos café y crema como bases, y decoración en rojo, negro y naranja", describió el arquitecto.

Refirió que las dos piezas zoomorfas, de color crema y que miden 8 y 10 centímetros de altura, son vasijas en forma de cánidos modelados al estilo chinesco, el cual se caracteriza por tener fisonomía alargada, similar a los rasgos orientales.

"De las cinco piezas restantes del primer decomiso -explicó Quiroga García-, tres corresponden a cuencos de cerámica de cuatro centímetros de altura con fondo rojo y decoración con líneas y puntos en color crema. Las otras dos son de base naranja con tonos negro y crema, así como café oscuro en círculos concéntricos y líneas quebradas y puntos".

En el segundo decomiso, se rescataron cinco vasijas, de las cuales tres son redondas con boca ancha de color café rojizo y decoración con pigmento crema; oscilan entre 7 y 11 centímetros de alto.

El resto de las ollas tienen forma de plantas o vegetales en colores rojo y naranja, y con protuberancias o lóbulos horizontales y verticales a manera de gajos, dijo Quiroga.

También, mencionó que se recuperó una figurilla antropomorfa posiblemente femenina, con los brazos colocados al costado del torso y las manos sobrepuestas a nivel del vientre, la cual data entre 200 - 900 d.C. mide 16.4 centímetros y tiene el cuerpo decorado con pigmento rojo, excepto las piernas que están teñidas de blanco; presenta además dos orejeras circulares y una banda frontal con diseños de puntos y triángulos, así como líneas paralelas que simulan el cabello.

Dentro del lote de piezas decomisadas estaba el fragmento de una lanza de uso ceremonial manufacturada en obsidiana, mismo que data entre 200 y 900 d.C., describió Othón Yaroslav Quiroga.

Si bien las piezas se encuentran ya en posesión del INAH, éste tendrá que esperar a que finalicen las investigaciones jurídicas que realiza la PGR, para comenzar labores de restauración y consolidación de los objetos, y posteriormente considerar la posibilidad de exhibirlas.


Fuente: El Universal