Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 13 de junio de 2012

Incautan cargamento de fósiles de más de 100 millones de años.


Se trata de 45 piezas arqueológicas de más de 10 millones de años. Fueron halladas por personal de Aduana en un avión privado que arribó ayer al aeropuerto Gabrielli proveniente de Colombia.
Grande fue la sorpresa que se llevó ayer personal de Aduana cuando al requisar un avión privado procedente de Colombia en el aeropuerto Francisco Gabrielli, entre el equipaje halló 45 piezas paleontológicas de organismos fósiles de más de 10 millones de años. Rápidamente se estableció, gracias al aporte de especialistas del Ministerio de Cultura, que se trataba de tráfico ilegal de bienes culturales, por lo que las piezas fueron secuestradas.

Estas reliquias paleontológicas serán ahora debidamente identificadas por especialistas que convocará la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos a fin de establecer su procedencia. Posteriormente, serán remitidas al repositorio oficial ubicado en el museo Cornelio Moyano y luego restituidas, una vez que haya concluido la labor de la Justicia, a su lugar de origen. Así lo explicó la arqueóloga Elina Albarrán, quien encabezó el procedimiento junto con la directora de Patrimonio, Regina Agüero.

Los especialistas actuaron en cumplimiento de la legislación vigente, tanto provincial como nacional, y en su calidad de miembros del Comité Mendoza de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales.

“Es un hecho más que demuestra la firme decisión de la provincia de combatir el tráfico ilegal de este tipo de bienes”, evaluaron los funcionarios, quienes detallaron luego que la ley nacional Nº25.743 y la provincial Nº6.034, son las que “prohíben la venta de restos arqueológicos y paleontológicos, y que su importación o exportación está tipificada como delito por tratarse de contrabando”.


En alerta. El comité de lucha contra el tráfico de bienes culturales fue creado en mayo de 2009 para evitar la pérdida del patrimonio. Entre sus funciones está la de establecer procedimientos y mecanismos adecuados para prevenir el contrabando de estos bienes en la provincia, y la de sensibilizar a la población acerca de la necesidad de proteger y preservar estos elementos que tienen un gran valor social.

En caso de robo de bienes culturales se debe denunciar en forma inmediata a la Dirección de Patrimonio, que funciona en el edificio del ex hospital Emilio Civit, en calle Padre Contreras 1250, del parque General San Martín.


Fuente: Diariouno