Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

domingo, 6 de mayo de 2012

Investigan por robo a otros tres vendedores de obras de arte


El viernes se recuperaron 14 cuadros y faltan hallar al menos otros 10.

Agentes retirando los cuadros.

Trás la incautación el viernes 14 pinturas en una vivienda contigua a la galería Zurbarán (en pleno centro porteño), los investigadores ahora intentan responder algunos interrogantes. El primero es qué pasó con las otras obras robadas a su dueño en una casa de Villa del Parque (en total 25), en enero pasado. El segundo, qué responsabilidad tuvo Ignacio Gutiérrez Zaldívar (dueño de Zurbarán), así como un segundo galerista y otras dos personas vinculadas a la venta de cuadros, en el derrotero protagonizado por las pinturas una vez robadas.

El registro del viernes a la noche se realizó en una vivienda (y no en un depósito, como trascendió). Y una de las preguntas en la investigación es, ¿por qué estaban allí y no en el depósito de la galería, como muchas otras obras que no están en exhibición? Clarín intentó hablar ayer con distintas fuentes, pero la causa está rodeada de un fuerte cerco informativo.

Una de las razones es que aún faltan hallar al menos 10 pinturas. El caso se remonta a enero, cuando el dueño de una casa de Villa del Parque -que sería abogado- volvió de vacaciones y descubrió que su colección de arte había sido robada.

El hecho llegó al juzgado de Instrucción 49°, a cargo del juez Facundo Cubas, quien dio intervención al Departamento de Protección del Patrimonio Cultural de Interpol. Casual o no, el mismo dueño de las obras dio impulso días atrás a la investigación, al encontrarse con una de las pinturas robadas exhibidas en un local.

Hubo un primer operativo, también en una galería. Y luego se llegó al registro en Zurbarán, donde se recuperó el grueso de los cuadros robados. La investigación debería precisar el grado de responsabilidad de cuatro implicados. Y descubrir, además, qué ocurrió con las otras 10 obras que faltan.


Fuente: Clarín