Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

jueves, 3 de mayo de 2012

Entrega el INAH pieza robada del siglo XVII a Arquidiócesis de México


Fue robada en 2005 en una iglesia del DF.Se trata de una escultura de Nuestra Señora de la Merced.


Después de permanecer siete años archivada para su restauración en el Instituto Nacional de Antropología e Historia, una escultura de Nuestra Señora de la Merced, robada a un templo del Distrito Federal, ha sido entregada a la Arquidiócesis de México.

La escultura de Nuestra Señora de la Merced fue solicitada al INAH, que la tiene desde 2005 después de haberse dañado en un robo, por el obispo auxiliar Carlos Briseño, a quien se le informó que se le entregaría en tres meses y así devolverla a la comunidad de la Merced Las Huertas.

La Arquidiócesis de México informó que en 2005 un paletero visitó a una curandera, quien le solicitó una imagen religiosa robada para realizar un rito.

Y en su “ignorancia y necedad obedeció a la charlatana” y entró el 23 de mayo de 2005 al templo de donde hurtó la histórica escultura de madera tallada, estofada y policromada de Nuestra Señora de la Merced que desde el siglo XVII custodiaba la iglesia de la Merced Las Huertas, ubicada en la Calzada México Tacuba 305 esquina Plan de Ayala en la colonia Nextitla.

El ladrón fue sorprendido por la policía y al huir de la escena del crimen arrojó la escultura, que al caer sufrió graves daños.

La policía aprehendió al responsable y recuperó la obra dañada; en la averiguación previa MH1-1T1/1326/05-05 la Procuraduría de Justicia del DF detalla que la pieza sufrió varios daños y solicitó apoyo al INAH para su restauración.

El obispo Carlos Briseño Arch, también titular de la Dimensión de Cuidado de Bienes Culturales de la Conferencia del Episcopado Mexicano, se dio a la tarea de rastrear el paradero de la imagen y de su estado.

Se le informó que la Coordinación Nacional de Asunto Jurídicos del INAH entregó a la perito restauradora, Ana José Ruigomez Correa, el dictamen técnico de la pieza, tras el cual se remitió a la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía dependiente del mismo instituto.
Cuando el director general adjunto de la Unidad Especializada en la Investigación de Delitos contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales de la Procuraduría General de la República, René Salazar Montes, confirmó que la obra dañada fue puesta en custodia de la CNCPC-INAH, el obispo Briseño solicitó que la imagen fuera devuelta al templo donde pertenece.

Tras siete años de estar archivada, la imagen de Nuestra Señora de la Merced fue entregada al padre mercedario José Francisco Vázquez, rector del templo de la Merced de las Huertas. Y en el acta de entrega-recepción de la CNCPC-INAH del 27 de abril pasado se especifica: “El bien cultural antes mencionado, regresa a la custodia de la Arquidiócesis de México, pero debido a motivos de conservación, permanecerá en las instalaciones de esta coordinación durante un periodo aproximado de tres meses”.


Fuente: Milenio