Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

La Iglesia de Arousa (Vigo) afronta la restauración de los daños tras el incendio


La iglesia sigue cerrada al culto, lo que obliga a celebrar hoy al aire libre, si no llueve, la fiesta de la Virgen de la O



La iglesia parroquial de San Miguel de Deiro (Vilanova) ardió el pasado sábado. La acción de los bomberos evitó que las llamas se propagasen por todo el templo pero, pese a todo, el humo y las cenizas han teñido todas sus esquinas -techo, paredes y suelo-, lo que obliga a realizar una limpieza integral del edificio. En cuanto al retablo y las imágenes que fueron alcanzadas por el fuego, requieren una restauración en profundidad para poder recuperarlos.
La parroquia valora los presupuestos de varias empresas de restauración que ya se han acercado a San Miguel para realizar una evaluación y, a partir de ahí, contratará los servicios con la oferta que le resulte más ventajosa. Según informó el sacristán, en la parroquia prefieren que sea una misma empresa la que se encargue de todo, con el fin de agilizar los trabajos lo más posible, pero la decisión está todavía por tomar.
Primeros trabajos
Entre tanto, son los propios vecinos quienes están echando una mano a la hora de limpiar los utensilios de la liturgia, la ropa y otros enseres de la iglesia dañados y transportando los bancos y las imágenes al exterior del templo, con el fin de depositarlas a buen recaudo mientras se limpia y pintan las paredes.
La limpieza más urgente y superficial corrió a cargo el pasado sábado de los efectivos de Protección Civil de Vilanova, pocas horas después de que se produjera el incendio. La alerta se dio alrededor de las nueve de la mañana y una hora después estaba ya extinguido. Pero en el interior permanece desde entonces un intenso olor a quemado que hace el ambiente irrespirable, de ahí que la parroquia decidiera clausurar la iglesia al culto.
Sin ir más lejos, la misa y la procesión prevista para hoy, con motivo de la festividad de la Virgen de la O, tendrá que celebrarse en el altar que hay en el exterior del templo y, en caso de lluvia, se aplazará.
Por el momento, los daños no han sido cuantificados económicamente. Lo más laborioso será recuperar las imágenes afectadas por el fuego. Una virgen de los Dolores quedó totalmente calcinada y un cristo que estaba colocado sobre el retablo que ardió también sufrió daños en las piernas y el soporte. Aunque no llegaron a arder, el calor deterioró el barniz de otras imágenes y no se descarta que, con el paso del tiempo, salga a la luz alguna otra alteración, según explica Yolanda Gómez, de la empresa Crea Restauración, que ayer se desplazó a San Miguel.