Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

lunes, 19 de agosto de 2013

Multas de hasta 200.000€ al Ayuntamiento de Murcia por los destrozos en la muralla


El Ayuntamiento ya fue advertido hace dos años de que no podía abrirse ninguna zanja en Santa Teresa sin permiso de la Consejería de Cultura 


El Ayuntamiento estaba advertido desde hace al menos dos años por parte de la Consejería de Cultura de que no podía abrir zanjas en la calle Santa Teresa porque a poco que se excava asoman estructuras de la muralla árabe que rodeó Murcia en el siglo XIII. Sin embargo, ignorando el apercibimiento del servicio de Patrimonio, en la segunda semana de agosto operarios de la empresa contratada para realizar obras de soterramiento de contenedores procedieron a abrir una zanja, de al menos dos metros de profundidad, intentando hacer hueco para meter los cajones de recogida selectiva. Con ese empeño, sin ningún tipo de autorización por parte de Cultura, se demolió incluso parte del lienzo encontrado, quedando a la vista por todos los viandantes.
Los servicios de Patrimonio de la Consejería de Cultura fueron movilizados de inmediato, ya que este departamento se trasladó hace unos meses a la Casa Díaz Cassou, ubicada a escasos 50 metros del lugar de los hechos, frente al Hospicio de Santa Florentina. En este punto, tal y como reza un cartel turístico del Ayuntamiento, estuvo hasta el siglo XVIII la 'Bib Assoq' o puerta medieval del zoco donde los musulmanes celebraban su mercado. La sanción que instruye Patrimonio por un atentado contra el patrimonio histórico, en este caso un Bien de Interés Cultural (BIC), oscila entre 100.000 y 200.000 euros.
El concejal de Limpieza Viaria, José Ros, asegura que es el modo de proceder habitual que se sigue y no supo dar una explicación coherente al hecho de haber iniciado las obras sin autorización de Cultura: «Vamos a hacer ahora lo que nos digan y seguiremos todas las instrucciones. La zona quedará como antes». Sin embargo, según las fuentes, los técnicos de Cultura no se conforman con unas disculpas y consideran que habrá una sanción ejemplar por los daños cometidos contra el patrimonio murciano.
Huermur condena la falta de sensibilidad delAyuntamiento con el patrimonio de Murcia y confía en que la Comunidad Autónoma imponga «la máxima sanción por este delito».

Fuente: La Verdad