Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

miércoles, 31 de julio de 2013

Denunciado por declarar su amor en la muralla


Un joven ha sido imputado por daños al patrimonio histórico por declararse a su novia con una pintada en la muralla.


El amor tiene un precio. En concreto de 750 a 1.500 euros de multa más el coste de arreglar la muralla que puede rondar los 5.000 euros. Es la sanción a la que se enfrenta un joven que fue localizado por la Policía Local después de hacer una pintada en el Parque de la Legión para declararse a su novia.
El enamorado eligió pintura blanca para escribir, en la muralla abaluartada, 'Te quiero mechas rojas' y añadir una fecha, 1 de agosto de 2010. Todo indica que se trata de un aniversario que se celebraría esta misma semana. El regalo a su novia, sin embargo, será caro por escoger un monumento. Ahora se le imputa un delito contra el patrimonio histórico. Le supondrá una multa e incluso cárcel.
El imputado, que responde a las iniciales G.G.M., tiene 18 años y acudió el sábado a las 14.30 horas al Parque de la Legión. Unos peatones observaron cómo garabateaba la muralla y llamaron a la Policía Local. Al darse cuenta de que le habían descubierto, el chico salió corriendo. Sin embargo, había una patrulla municipal cerca, en la Carretera de Circunvalación, y comenzaron a perseguirle con el coche-patrulla.
La fuga terminó en San Roque donde el presunto autor de la pintada fue localizado e identificado en la avenida Ricardo Carapeto. Tras interceptarle los agentes comprobaron que había un grafiti reciente en una esquina de la muralla y tres botes de pintura blanca al lado.
Ahora G. G. M. se enfrenta, en primer lugar, a una multa de 750 a 1.500 euros por violar el Reglamento de Limpieza del Ayuntamiento de Badajoz. Lo más grave, sin embargo, le puede llegar por cometer un delito contra el patrimonio histórico. En este juicio, además, el Ayuntamiento de Badajoz se personará como acusación para reclamar los daños que ha provocado en la muralla.
Seis meses de cárcel
El Código Penal establece, en la Ley Orgánica 10/1995 y en su artículo 321 que «los que derriben o alteren gravemente edificios singularmente protegidos por su interés histórico, artístico, cultural o monumental serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años, multa de doce a veinticuatro meses». Así mismo añade: «En cualquier caso, los Jueces o Tribunales, motivadamente, podrán ordenar, a cargo del autor del hecho, la reconstrucción o restauración de la obra».
Esto supone que el joven se podría enfrentar incluso a una posible condena de cárcel. De hecho el mes pasado un hombre de 24 años ya fue condenado a seis meses de prisión por realizar una pintada en el Puente Romano de Mérida.
Por otra parte tendrá que asumir un importante gasto. Primero, por las multas y segundo, porque deberá costear la eliminación de la pintura. El importe puede ser muy elevado. Por ejemplo dos jóvenes tuvieron que pagar 11.000 euros por un grafiti en el Acueducto de San Lázaro, también en la capital autonómica.
En Badajoz también se han producido condenas por daños al patrimonio histórico. Una de las más llamativas fue en diciembre del año pasado cuando se imputó a trece menores por realizar pintadas en la muralla, en este caso en el Parque Infantil. Además de pagar la multa por el Reglamento de Limpieza tuvieron que asumir el arreglo del monumento que se estableció en 5.000 euros.
En el caso de la pintada de amor en el Parque de la Legión el precio puede cambiar, ya que se establece en función de la dificultad y de los desperfectos que haya causado en la muralla. En diciembre pasado, respecto a los grafitis de las menores, fueron la Consejería de Educación y Cultura de la Junta de Extremadura, junto con el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Badajoz, los que establecieron el coste de la restauración.

Fuente: Hoy