Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

martes, 9 de abril de 2013

Recuperan un Chagall robado en la casa de un ex futbolista en Italia


Roberto Bettega, goleador de la Juventus, pagó 1,2 millón de euros sin saber su origen.



Como suele ocurrir con los robos en el mundo del arte, la desaparición y recuperación del cuadro “Le un au Bouquet”, de Marc Chagall, está envuelta en una trama de película. Pero lo curioso es que, esta vez, el protagónico se lo llevó un personaje insólito: un ex jugador de fútbol, en cuya casa encontraron la valiosa obra de arte 11 años después de su robo.
La Policía italiana anunció hoy la recuperación del cuadro, que el artista bielorruso pintó en 1920. Con predominio de azules y amarillos, las flores del lienzo se mostraron hoy bajo la custodia de dos carabinieri. La pintura fue encontrada en la casa del ex futbolista Roberto Bettega.
Bettega aseguró que desconocía que la pieza era robada y contó que la había comprado en una galería de Bolonia en 2003. Pagó entonces 175.000 euros en efectivo y el resto en otras obras de arte, por un valor total de 1,2 millón de euros.
Por el caso fueron denunciados el dueño de la galería de Bolonia y dos rumanos que participaron del robo en 2003. Según la policía, Bettega no está considerado como uno de los sospechosos.
El dueño original del cuadro era un estadounidense que lo había comprado en 1988 y lo colocó en su yate, con el que llegó al puerto italiano de Savona en febrero de 2002. La embarcación tuvo que permanecer amarrado allí por trabajos de mantenimiento hasta enero de 2003, casi un año. Y ese tiempo fue suficiente para que alguien descubriera el valor de la pieza, pudiera entrar al yate y salir con el Chagall bajo el brazo, luego de haber dejado colgada una copia. El propietario dudó y uno de sus hijos consultó a un experto en arte, quien constató que el original había sido robado. Desde entonces la policía italiana viene siguiendo la pista del cuadro y finalmente llegaron hasta la casa de Bettega siguiendo una investigación por tráfico de obras de arte a la mencionada galería boloñesa.
Pero esta no es la primera vez que un cuadro le da un dolor de cabeza al ex futbolista. Según publicó el diario La Gazzetta dello Sport, la Policía había descubierto en 2006 que le habían vendido como buena una naturaleza muerta del artista Giorgio Morandi, que en realidad era una reproducción fotográfica fijada a la tela, junto con otras seis obras de arte que también se revelaron falsas. Entonces ya había perdido 500.000 euros. Y ahora, más de un millón.


Fuente: Clarín