Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

sábado, 6 de abril de 2013

La Guardia Civil recupera en Castellón cuatro vasijas del siglo XV robadas


Fueron sustraídas en 2005 del Palacio de Medinaceli y las han recuperado en colecciones privadas, incluida una en Alicante 



El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha recuperado cuatro vasijas cerámicas del siglo XV que fueron sustraídas en octubre de 2005 del Palacio de Medinaceli de Geldo (Castellón). El teniente coronel jefe de la Comandancia de Castellón, Juan José Miralles y el subdelegado del Gobierno en Castellón, David Barelles, explicaron ayer en rueda de prensa que las piezas encontradas son de gran valor patrimonial.
Según el teniente coronel, las piezas han sido recuperadas en colecciones privadas de Alicante, Barcelona y Castellón. La actuación de la Guardia Civil se inició a raíz de una denuncia presentada en octubre de 2005 por la sustracción de varias vasijas de cerámica del siglo XV del Palacio de Medinaceli de Geldo durante su restauración.
La Guardia Civil inició entonces una «compleja» investigación para la localización de las cuatro piezas y descubrieron que las vasijas podían estar en colecciones particulares de anticuarios. La Guardia Civil comprobó en Alicante y Barcelona que coleccionistas privados se encontraban en posesión de sendas piezas robadas.
En Castellón, otra persona poseía en su colección particular dos vasijas , una de ellas de cuatro asas, considerada una pieza «única» de gran valor patrimonial, con una decoración pintada de manganeso. Los coleccionistas privados informaron a la Guardia Civil de que habían comprado esas vasijas a un anticuario de Sagunto (Valencia), quien a su vez manifestó haberlas comprado a los trabajadores de una empresa de reformas.
Los autores de los delitos de robo con fuerza en las cosas y de receptación han sido identificados por la Guardia Civil . Sin embargo, según Miralles, no se les puede imputar ningún delito pues han transcurrido cinco años desde los hechos y han prescrito.

Fuente: La Verdad