Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

sábado, 1 de diciembre de 2012

«Los ciudadanos deben convertirse en actores positivos en materia de seguridad»




Andrés Martín Ludeña, presidente de Protecturi, afirmó que la elección de Ávila para celebrar el tercer congreso de la Asociación tuvo su principal razón de ser en que  «pensamos que era el momento oportuno de abrir la asociación a nuevos actores de la seguridad y la protección del patrimonio como la seguridad pública, conservadores, restauradores y autoridades políticas», y para ese fin era ideal «esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad incardinada en Castilla y León, que es la comunidad autónoma de España que más patrimonio histórico tiene».

Sobre los fines del congreso, recordó que eran «tratar temas que han sido de absoluta relevancia este año, como la recuperación del patrimonio de Lorca, el proyecto iniciado en Castilla y León para la protección de 600 bienes de interés cultural para el 2013 o las experiencias de museos extranjeros como el Rodin de París, el Museo Nacional de México y el Museo Nacional de Brasil», además de otros como «los planes específicos para las Ciudades Patrimonio de la Humanidad» y «qué hacer en tiempos de crisis con la gestión del patrimonio».

El congreso, que encontró en la Escuela de Policía de Ávila un «escenario ideal», quiso ser también una invitación «a abrir puertas a nuevos actores en la protección del patrimonio, un valor que hay que poner en valor y protegerlo», con el objetivo de «hacer de esta industria un auténtico motor de riqueza». Centrándose en Castilla y León, afirmó que es preciso resolver el dilema de «qué hacemos con las obras expuestas a la intemperie y en lugares prácticamente poco poblados, ¿lo musealizamos o utilizamos esa riqueza como bien potencial para atraer gente y volver a dar vida a sitios que han quedado yermos?»

Crisis como la actual, advirtió Martín Ludeña, «propician que los amigos de lo ajeno afloren», aunque en España, añadió, «el patrimonio está expuesto sobre todo al robo por descuido, hay muchos sitios que por falta de recursos no cuidamos adecuadamente y llega alguien y se lo lleva». Para luchar contra ese problema «debemos poner en valor a los ciudadanos como actores positivos de esa seguridad, porque es evidente que a más gente, menos riesgo, y a más despoblación, más amenaza».

Para evitar esos riesgos, finalizó el presidente de Protecturi, «tenemos que hacer de la necesidad virtud y, viendo los medios técnicos que tenemos, formar bien a las personas que tienen que manejarlos y crear unos protocolos claros de funcionamiento; la Iglesia, por ejemplo, debe acabar de hacer un inventario activo y claro de sus bienes para que si se los llevan sepamos qué buscamos»; en el caso del robo en la catedral de Santiago, comentó, «uno de los principales problemas es que se no sabía cuántas cosas faltaban, y entre otras cosas faltaban no solamente el Códice Calixtino sino también varias piezas artísticas y una cifra de dinero que rondaba los dos millones de euros, lo cual es muy preocupante».


Fuente: Diario de Ávila
Video: Rtvcyl.