Al final de la página o en siguiente encale está habilitado un acceso a la Base de datos de Objetos robados de la Guardia Civil e INTERPOL.

lunes, 11 de junio de 2012

Grecia: capturan a dos ladrones de antigüedades con una corona y un brazalete de oro de época macedónica


Un policía retirado y un pintor de casas han sido arrestados en el norte de Grecia bajo sospecha de contrabando de antigüedades, después de que una antigua corona de oro y un brazalete se encontraran en su coche, dijo la policía este viernes pasado.

Los sospechosos fueron detenidos por la policía de carreteras cerca del pueblo de Asprovalta, a unos 40 kilómetros al este de Tesalónica, la noche del pasado jueves. Los funcionarios, que estaban trabajando bajo una sugerencia de que el pintor podía estar traficando con antigüedades, encontraron los artefactos del siglo IV a.C., en una caja de zapatos debajo del asiento del pasajero.

La corona ha sido un hallazgo raro y valioso, dijo Nikos Dimitris, jefe de la sección de robos de antigüedades de la policía de Tesalónica.

"Es el producto de una excavación ilegal en una tumba macedónica, según los arqueólogos que han examinado los objetos", dijo.

Las antigüedades en Grecia son todas propiedad del Estado por ley. Sin embargo, el contrabando es un problema importante en el país, donde las reliquias de un rico pasado antiguo a menudo se encuentran a pocos centímetros por debajo de la superficie.

El saqueo priva a los arqueólogos de valiosa información contextual que podría surgir de una excavación adecuada. Sin esas pistas, los hallazgos -no obstante impresionantes- son poco más que bonitos objetos con un alto valor comercial.


La corona, con un peso de cerca de 1 kilogramo, está decorada con hojas de roble y bellotas de oro. El brazalete de oro tiene la forma de dos serpientes anudadas con incrustaciones de piedras semipreciosas de color rojo.

La policía dijo que el pintor de brocha gorda, de 41 años de edad, había estado tratando de vender los hallazgos por varios cientos de miles de euros. Dijeron que él afirmó haber recibido los objetos de un conocido en su ciudad natal de Komotini, cerca de 300 kilómetros al este de Tesalónica.

La ubicación exacta del lugar en que fueron encontradas la corona y el brazalete no fue aclarada.

Varias coronas de oro se han encontrado en Macedonia y Tracia, siendo las más impresionantes las procedentes de las tumbas reales de Vergina, al oeste de Tesalónica, las cuales han sido relacionadas con la familia del rey guerrero Alejandro Magno, del siglo IV a. C.

Un arqueólogo que vió imágenes de la corona dijo que era una versión mucho más simple que las halladas en Vergina, y que probablemente habría sido enterrada con un rico macedonio.

Fuente: Terrae Antiquae